Cada martes y jueves a las 22 horas (hora en España) en www.radiovillegas.com programa especial de La Luna y Compañía con Amigo Luna recitando poemas de varios autores. Si quieres que lean tus poemas o relatos breves, los puedes mandar a: lalunaycia@gmail.com - Puedes encontrar el reproductor de Radio Villegas y La Luna y Compañía en la barra de menú superior de este blog, junto a "Páginas favoritas"

Featured Posts

viernes, 24 de noviembre de 2017

El camino de la Verdad




El camino de la Verdad





Hoy hermano, lo he sentido...
Recuerdo esos momentos de juego,
en que no importaba si antes o luego
lo más simple compartido.

El tiempo en que todo era divertido,
la sinceridad nos guiaba...
La ilusión que no nos cansaba
parece haber desaparecido...

Hoy se cierne en el alma mía,
querido hermano, mi compañero,
me envuelve el querer por entero
crear un nuevo lugar de alegría.

Sueño con ver ese día
en que todos hermanos seremos,
hermano del alma, compañero,
mueres y hombres de la mano.

Que este sentir tan humano
de decir lo que en verdad siento
ya no se queda en mero intento,
querido hermano, compañero.

Que es la verdad de dentro
lo que impulsa hoy mi vida,
el creer que veré un día
que nadie se sienta un centro,

que esa ilusión que ayer tenía
querido hermano, mi compañero
sostiene el motivo verdadero
de querer lo que no tenía.

Ya no ser ese hombre que moría,
moría por ver todo gris a tu lado
querido compañero, mi hermano...
Tan valiosa tu compañía.

Verte feliz, es mi luz y alegría
el decir lo que en verdad siento,
el no callar lo que duele dentro
ya es mi filosofía.

Curar el alma con una sonrisa,
con el amor que los padres nos dieron,
calmar el viento y vuélvase brisa
palabras de madre que nos bendijeron.

Que ayer alguien me habló desde el cielo
querido hermano, mi compañero,
que ver tu alegría es lo que quiero
y decir la verdad el camino que sueño.



Para mi hermano Fernando





Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados





domingo, 19 de noviembre de 2017

Entre el corazón y la mente


Corazón 

Dime mente, por qué callarte
cuando la magia es sentimiento,
dime si es verdad que no miento
si lo que no puede matarte
puede hacerte volar como el viento


Mente

Oh, calla, calla, corazón mío…
No hay magia sino ilusión,
no hay lógica en la sensación
pues ya mucho he perdido,
Dejarse ir por la emoción
al desastre me ha llevado…
Cuántas noches has llorado
mientras yo pensaba sin cesar,
mientras tú temblabas sin parar
y estábamos solos en un cuarto,
sin voz, sin ojos… Sin más.


Corazón

Mas la vida es corta, mente mía,
suerte tenemos aún, todavía,
de podernos encontrar
y danzar en pos de la vida
soñando con poder volar,
viajar más allá del cielo,
caminar por un largo sendero
sin pararse a recordar,
respirar el aire pleno
y exhaustos de disfrutar,
llegar a decir “te quiero”


Mente

Oh, bello corazón soñador…
Tú siempre logras conmoverme,
dirigiré la mirada solemne
a poder encontrar el Amor…
Dime si el cariño nos puede, 
nos puede llevar aquí, ahora,
a un lugar donde sintamos calor
y sintamos que el cielo toca
nuestros cuerpos, nuestro Sol,
nuestro Sol que hoy nos guía 
y nuestra alma enamora
cada momento, cada día.


Por:
D. R. Moran
© Derechos reservados




jueves, 16 de noviembre de 2017

Cuando llega el otoño


Escrito está en el aire... Cálida bruma emana,
de forma irremediable, caen gotas del cielo...
Cien mil hojas doradas... Pintan de lleno el suelo,
Cae un poco más fría... Llega así la mañana...

Esos colores pardos que este otoño engalana,
en silencio divagan... Sin tener más consuelo,
pergaminos parecen... Pequeños y sin celo
las páginas doradas brillando en tu ventana...

Escrito está en el viento... Luna azul de poniente...
Luna que emite luz... Tan fugaz, tan divina,
Tan bello es el color... De un parque, que se siente,

 se nota cómo el tiempo nos vuelve a la rutina...
Irremediable sigue... Fluye lento el presente, 
recordar el ayer... El llover origina...


* * * * * * * * * * *


Septiembre así callado... Cielo de gris cubierto,
árboles tristes dicen... Cuentan cómo me siento...
Entrar en la razón, bailar, reír intento...
Sentir que el Sol se fue... Saber que es tan, tan cierto

que un velo se llevó... La luz de estar despierto, 
de ver las flores reír... De verme tan contento, 
de ver lo que en verdad... Por ti mi vida siento...
que un otoño tan gris... Sin ti es sólo un desierto.

Que el color se nos va... El tiempo nos ilumina, 
la luz de primavera... En ti la sigo viendo...
caminando a tu lado... En tu mano divina,

el calor del verano... Estoy siempre sintiendo
aunque venga el invierno... Mi vida, mi rutina, 
mi eterno Amor serás... A un cielo gris sonriendo.




Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados

sábado, 4 de noviembre de 2017

Ayer soñé (II parte)





Ayer soñé

(II parte)




Entre la niebla, noche fría...

Cálida bruma aparece,

el cielo se oscurece

y ando descalzo... todavía.



En ese ayer,

amanecer no había

locura de un paisaje imposible...

Crecen flores, sin volver a ser,

son las promesas rotas

que no pudiste ver...



Sin saber cómo entender

el cuerpo se desvanece

sin poderme.. ni mover

aun queriendo luchar tanto...



¿Cuándo perdí esa fe,

hace cuánto

susurra el alma "querré",

querré decirte,

suave hablando

ese momento

que no olvidaré...



De repente, respiro

se hace la luz, todo cambia

no hay presente,

ni distancia...



La bruma de ese ayer

se condensa... En tu mirada

agua viva, agua clara

es un beso... bendecido.



Secar tus lágrimas

besando, sólo con los labios

hablando...

De repente... Todo olvido.



Esa luz que me lleva

donde queda mi Destino.

Vuelo tan alto

que me siento... Enmudecido.



Ver que inmenso es este cielo

y allí,

alli, en lo alto

sólo veo

mi ser... Contigo.



Cuando el día amanece

el Cielo clama tu ser,

eres la luz que aparece

allí donde se alcanza a ver...



Tu calidez me abraza,

el alma llega a estremecer,

aura que sólo con Amor

alcanza...



Todo un camino por recorrer,

espíritu que fuerte avanza

sólo por ser mi esperanza

tu cariño y tu querer.




Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados





martes, 17 de octubre de 2017

Por ti, madre querida (II parte)




Por ti, madre querida





Oh madre, qué valor tendrá el saber

si cuando aman aquellas rosas, quieren,

quieren morir de amor, palabras hieren

allí donde nuestra alma pudo ser...


Ser la voz que cantaba sin llover,

llover lágrimas mientras Luna vieren...

Más bellas flores, más jamás hubieren

al ser tú madre... tu luz conocer.


Que te prometo hacer aquel camino,

construir un jardín, tu estatua brilla

en mil colores luce mi destino,


mirar tu imagen, madre, en la orilla,

cantar veo las aves, tan divino

rayo de sol refleja tu mejilla...


Que es tu Amor, madre amada, tan sagrado

por ti muere la Luna cada día,

un cielo se desploma enamorado


al ver tu imagen cual yo la veía...

Miles de niños dormirán en tu regazo

porque Dios por ti... todo daría.







Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados







lunes, 16 de octubre de 2017

Lo que el Amor puede hacer




Lo que el Amor puede hacer





Hoy padre, lo he sentido...
He visto un nuevo mundo volver,
más allá de lo que escribo
quisiera de nuevo poder,

poder encontrar el aliento
allí en tu cálido abrazo, tierno,
sueño de ese niño pequeño
a quien tan bien enseñaste,

gloria que por tu Amor entregaste
y no importó jamás qué infierno,
qué mal pudiera fruncir el ceño
pues tú siempre superaste,

amado padre... el camino del Cielo.
Ese camino que hoy veo,
en mis ojos está mientras leo
ese Amor por el que tanto te quiero.

Que Dios existe, padre,
y puede cambiarlo todo.
De cualquier forma, cualquier modo,
ángeles vienen y dan su vida,

personas que una vez vivieron
y nos prestan su sabiduría,
su energía, su aliento...
Más allá del sentimiento

habita lo imposible.
Recuerdo que de pequeño,
tan tímido y tan torpe,
aquella persona que falleciera

desde allí, desde el cielo
junto a mí siempre venía,
y no es broma, ni lo creía
cuando solo esa persona

a bailar me enseñó en poco tiempo.
Padre, que es tan cierto,
que siento tu fuerza y energía,
viva luz de un nuevo día

que me cambian por entero.
Porque me ayudó el abuelo,
me hizo recorrer lo impensable
a dos ruedas, en tres días

y en plena lesión irrecuperable
lo que muchos atletas
soñaron... en balde.
Que hoy tu energía, tu vida

estalla en fuego inquebrantable,
porque oirán tu nombre, padre,
corriendo a las estrellas
y persiguiendo ese sueño

ese niño que abrazaste
creará un camino hacia el Cielo.



Para mi padre, en el Cielo







Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados



domingo, 20 de agosto de 2017

Envuelto en tu Amor




Envuelto en tu Amor




Envuelto en tus besos, de tu Amor cubierto
ando en la noche clara, luz que hay en tu mirada
cuando habito en tus manos, sin tu piel no soy nada...
Manto nos cubre entero, sueño cuando despierto

acariciarte el aura, decirte que es tan cierto
que volar sí se puede contigo enamorada,
Luna de blanco cierne un velo embelesada
y llena de pasión entrega un cielo abierto...

Abre su corazón el ángel que nos guía,
guía de pleno Amor, dice con fe certera
que jamás existió pena alguna que hería,

que sólo mi promesa es fiel y verdadera.
Fluye mi beso envuelto de Amor que en sí cabía
en la gloria que sólo... hallar en ti pudiera.

Mi dulce y bien amada, más gozo no tuviera,
las caricias de seda tiemblan en fino aliento...
Miradas que se encuentran en pleno sentimiento
cuando me entrego a ti estando tú a mi vera.

Este Amor oscurece la luz de primavera,
el mismo Sol te envidia, se esconde en un intento
de querer alcanzar tal Amor sustento,
fuera de imaginar... ya sin ti ya no fuera.

Venus que se desvela y por ti ya no duerme,
bendice todo un mundo que siempre amar espero
cuando nada hay mejor que tú puedas quererme...

Que en tus ojos existe el sentir más sincero
y nada en esta vida podrá hacer desprenderme
de querer susurrarte... lo mucho que te quiero.






Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados