Featured Posts

sábado, 29 de abril de 2017

Regresa a mí





Regresa a mí





Mientras abrazo la almohada, pensando...
Mientras un susurro de ti, recordando,
sentir la caricia en tu piel,
abrazando...

Mil locuras estoy... Rememorando,
en mi pecho tu cabeza acunando,
tu pelo con los dedos peinando...
Perdiéndome en tus labios...
Besando...

Volando,
trayendo del cielo esta noche un suspiro,
trayendo de las nubes lo que ayer me robaron,
el tenerte aquí a mi lado,
te extraño...

Sumergido en lágrimas que saben a ti,
a tus divinos fluidos...
Eternamente embebido
en tu aroma, en desnudarte...
Porque me hiciste feliz

Cayendo en esta noche,
muriendo...
Pidiendo a Dios de nuevo sentirte,
querer así tanto, tanto pedirte...

Tocar tu alma, derretirte,
llegar al fondo de un mar
interminable...

Llegar a probar
contigo lo innombrable,
alcanzar obra tan memorable,
fundirme en un abrazo
en tu cuerpo... Adorable

Calle el hombre,
y que el cuerpo hable...
Que por tu Amor yo me entrego,
que por sentirte me muero...

Por tu mano acariciar,
por morir en tus besos...
Te quiero






Autor:
Guardián del Alma
© Derechos reservados










viernes, 28 de abril de 2017

Vuela alto





Vuela alto




Cada día me siento a tu lado, cada día,
cada día te noto callada y velada el alma mía,
te saludo con la mirada y no sabes todavía
cuánto llenas mi pecho, cuánto hablar ansía
este sonreír llorando, este caminar deprisa,
esos gestos inocentes, esas palabras vacías...

Aunque te veo mujer, a mí puedo verme
cuando miro al cielo y veo tu mirar,
en tu mirada alegre he visto lágrimas llorar,
en el prado verde te llegué a imaginar,
corriendo como niña ardiente, corriendo sin parar...

Cuántas veces quiero decirte, cuántas veces mi vida,
cuántas veces uno enloquece sin darnos cuenta,
sentir que tu voluntad al miedo se enfrenta,
mil caballos salieron cruzando poniente
y el alma viva, llena de luz de repente,
queriendo ser tu voz misma, queriendo quererte,
quererte dando su fuerza, su eterna ilusión creciente,
sueño de linda canción de cuna que vierte,
que vierte un dulce color que sientes,
que sientes tenerlo todo presente,
dulce vida camino de conocerte
y la esperanza de un día poder besar tu frente,
como el viento y la brisa que empiezan a moverse,
como los ángeles y las aves que sólo sueñan con verte...

Es mi voz la única que dice "emprende",
emprende ese camino allí donde seas feliz,
que lo que hagas sea porque sale de ti,
maravilla de luna nueva encendida,
tú eres la luz, tú eres la vida,
tú conoces la forma de dar sentido
a este absurdo en el cual vivimos,
yo tu compañero de día, soledad en vilo,
en vilo querer decirte lo que he escrito

Sé fuerte, te doy mis manos para escribir,
para escribir todo lo que imaginamos,
sé valiente, te doy mi abrazo,
para que no sea sólo mirarnos
y por una vez, no calle en alto,
y por una vez el silencio hable claro ,
que no más decir sin que sepas vida mía
que debes llevar siempre la alegría,
que la muerte no puede vencer lo que amamos,
por eso vuela bella, por eso vuela alto,
que la adversidad no te detenga,
que ningún desavenir por ti venga
y esto escrito lleves dentro,
que mis palabras son mi alma
que de esta forma te entrego





Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados









Fuiste paloma


jueves, 27 de abril de 2017

La primera mirada






La primera mirada




Cuando la noche cae, durmiendo,
cuando el alma rompe en llanto...
Cuando si tú supieras cuánto,
cuánto he querido volver a verte...

Recordando esa vez primera,
ese momento soñado,
ese momento mágico, anhelado,
vivir en un segundo... La vida entera.

Prendido de esa mirada cautiva,
sintiendo que en tu suspiro muero,
sintiendo que es tu Amor lo que quiero,
saber que contigo, mi alma está viva...

Caer en el olvido, ser uno en la distancia,
creer en todo,
en todo lo que lleva a tu lado,
en el cielo tocar tu mano,
callado...

En silencio hablar de tantas cosas,
de tantos momentos sagrados,
de cómo llegué a estar enamorado,
de cómo tú llenas de luz
lo creado...

Lo creado por Dios es obra divina,
mas lo que hiciste al mirarme
fue todo cuanto dioses sueñan crear,
pues nada puede hacerme olvidar,
jamás de mí podrán quitarme
la fuerza, la vida...

La luz de tu mirar



Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados











miércoles, 26 de abril de 2017

La paloma y la Luna








La paloma y la Luna






Era una noche de Luna,

la tersa y suave paloma

vuela en llanto, cuando asoma

tan triste como ninguna...



Cuenta la leyenda, cuentan

que vio ella un amor profundo,

volaba, cada segundo

viendo cómo le frecuentan



lágrimas vivas que caen...

Por aquel príncipe amar

pasa días sin probar

la comida que le traen...



El príncipe vio la Luna,

pleno en su melancolía

no cantaba... ni reía.

Creyó a buen ser la fortuna



hallar de ella la mirada,

mirada que cierne un cielo

canto de amor y consuelo...

De paloma enamorada



tan triste, desconsolada...

Lluvia gris que al viento clama,

lluvia de amor por quien ama

cuando el sufrir... queda en nada.



Nada por quien esperar,

el joven a su mirada

acierta en su alma quebrada,

allí donde ha de llegar



sentimiento cual espada...

la distancia que separa

el beso que así pensara,

ver volar ella... su amada.



El joven mira a la Luna,

reza por estar con ella...

Traer del cielo una estrella,

tener la gloria oportuna



de ver sólo una caricia...

De ver la sonrisa eterna,

abrazar, caricia tierna

ser del cielo la noticia


de un soñado amanecer,

por ella todo daría...

Corazón que tanto ansía

dejar todo, enmudecer



al poder volar junto a ella...

Luna es allí fiel testigo,

bien sabe Dios cuanto digo

nunca apareció tan bella,



tan bella plena de amor

llena de luz por los dos,

dos enamorados, Dios

les quiso dar su calor



llevando inmensa luz: "Luna,

habla ahora con el joven,

que su magia no les roben

ni quede lágrima alguna..."



Luna al príncipe pregunta,

"Joven, ¿en verdad la amas?"

Él piensa "¿quién... tú me llamas?"

- "Sí, en verdad fuera presunta,



la duda en vano quedara..."

- "Entonces, Luna la amo,

por su Amor al cielo clamo"

- "¿Y si algo a ella le pasara...?"



Sin dudar, él le responde:

-"Sin dudar todo entregara,

mi alma, mi suerte, mi cara..."

Un gran amor él esconde,



mas la Luna se estremece...

Tiembla el cielo de emoción

cuando habla... de corazón.

Ve que el joven la merece,



Y dice la Luna así:

- "¿Darías tu vista ahora?"

- "Sí", responde sin demora,

tiembla de Amor por un "Sí",



la Luna está conmovida...

El joven tan decidido

un mensaje ha dirigido:

- "Daría incluso... mi vida"



Luz que envuelve la paloma

y la lleva a su ventana,

luz de amor que tanto emana

cuando él su mano le toma...



La mano de una princesa,

¿qué veo? Piensa, increíble...

Más allá de lo imposible,

más allá de la sorpresa,



el sentir de una promesa

allí donde el amor lleva...

Donde el corazón se eleva

la voz de Dios nos profesa:



"Que el sentimiento sincero

lleva a la felicidad,

pues queda en la eternidad

el poder decir: Te quiero"



















Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados












miércoles, 12 de abril de 2017

Corre, vuela





Corre, vuela




Tanto por recorrer, volar, querer...

Pues quien luchara al final se merece

sentir todo el aliento, tanto crece

quien entrena con fuerza y saber.



Merece el intentar, sufrir, creer,

jamás el alma con sudor tropiece,

espíritu guerrero que florece

y quiere por entero ese poder...



El poder de llegar, soñar, ganar,

sin miedo a que pudieras ya perder,

pues quedan retos por tener, lograr.



Cuando corres alcanzas tu yo, el ser,

y aunque el cuerpo quisiera abandonar

tu alma te dice: "corre por vencer".







Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados

















viernes, 7 de abril de 2017

Princesa del alba





Princesa del alba




Buenos días, princesa del alba...

que tu luz es cálido manto en la noche fría,

que tu abrazo siento en este alma

que ya no es mía...


Porque el canto de Amor a ti pertenece,

cuando las aves caen del cielo al verte,

cuando el aire es viento que por ti enloquece...

Luchan palabras entre sí por tenerte,


besos que agitan la voz en esta Luna...

Suman los párpados ese decir que vuela,

decirte que sueño por ti esa novela,

decirte que no hay otra, ninguna...


Eres rosa en esta realidad que vivo,

rodeado de inciertos presagios....

Leer un poema en tu mirada,

ser tu amar el único motivo.


Lluvia en este día,

mañana en agua clara...

Sólo ese Amor divisara

la luz que por ti.... moría











Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados